El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > El que no corre vuela, pero yo de momento, sólo ando

El que no corre vuela, pero yo de momento, sólo ando



Pues sí señoras y señores. Han leído ustedes bien. Prosigo con mi desarrollo como persona normal, y de momento, si las lesiones me respentan, que dicen los deportistas, no soy cojo. Puedo andar. ¡MILAGROO! ;-))

Bueno, milagro no. Que me lo estoy currando con entrenamientos diarios. Alguno especialmente largo, como el del otro día en Bidarte (un centro comercial txiki que tengo al lado de casa).

Estaba con mi amatxu, esperando a mi aita, cuando de repente, le escucho gritar a mi madre: ¡Oier! Pero como con susto. Así que me giré, desde unos diez metros de donde se encontraba mi madre, y al hacerlo me caí de culo. Y es que esto del giro con pirueta sobre una pierna, no lo tengo controlado todavía. El caso es que la sinsorga de ella, se había asustado porque llevaba andados esos diez metros sin agarrarme a nada. Se nota que es primeriza. Mira que sorprenderse porque un niño tan mayor como yo ande… Aunque ahora que lo pienso, igual también lo hizo porque iba a toda pastilla a las escaleras mecánicas…

La verdad es que es muy divertido esto de andar. No pierdes tiempo en ponerte en posición de gatear cuando estas trasteando en algún sitio que requiere estar de pie. Sorprendes a tus amistades y a tus mayores, te hace parecer más alto (o no, si tienes algún tío alto al lado). Y te estiliza la figura ;-))

Os dejo, que me voy a practicar para sorprender a mis aitites esta tarde ;-))

Oier

2003-10-17, 17:43 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/12086

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.