El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Incongruencias eclesiásticas

Incongruencias eclesiásticas



Con la iglesia hemos topado. De nuevo realizo una incursión en el mundo de los mayores para pedir aclaraciones, con las mismas esperanzas de que me las den, que Zapatero (candidato socialista a gobiernador de España) cuando se las pide a Aznar en el congreso.

Hasta ahora no había dicho nada sobre la iglesia, pero cuando se maltrata a los niños, me toca la fibra (obviamente). Resulta que un cura ha sido condenado por abusar de seis niñas. Hasta aquí como cualquier cura de los USA, que no es poco. Pero además, el obispado de Córdoba, donde pertenece el cura este, le expresó ayer "su cercanía y apoyo". No voy a preguntar cuán cerca estaba el señor obispo en el momento de los hechos.

Al parecer, el mismo obispo ha "apartado" hoy mismo al cura de sus funciones, sin querer "valorar por qué se anunciaba hoy esta decisión", después del apoyo de ayer.

Deplorable.

Si lo unimos a las declaraciones de hace una semana sobre los malos tratos a mujeres, echando la culpa a la liberación sexual, que no han rectificado ni cuando se les ha criticado desde todos los estamentos. Es más, encima tienen la desfachatez de decir que el rechazo a su pastoral es debido a la presión de los Lobbies Homosexuales.

Impresentable.

¿A que esperan para ilegalizar a la iglesia? Ah, que no es un partido político. Pero es una organización, ¿O tampoco? Y en este país se ha ilegalizado a organizaciones y cerrado periódicos por cosas parecidas. O torturar a una mujer durante años (no hablo ya de matarla), ¿o abusar delos niños no es terrorismo?

Claro, que a lo mejor por eso el otro día, varios obispos (de Castilla, creo), se declararon simpatizantes del PP. Para que nos les ilegalicen, y sigan cobrando de hacienda, y siga contando la nota de religión (obligatoria en un estado laico), para las medias del bachillerato.

Lamentable.

Hay quien arguye, diciendo que la iglesia también hace cosas buenas. Y mencionan a Caritas y a los misioneros. Cierto, pero lo cortés no quita lo valiente. Son una pandilla de delincuentes. Sencillamente porque actuan como tales. Aunque haya gente muy buena y generosa, que no son los que mandan, desgraciadamente.

Tras este calentón, me ha entrado fiebre, y me voy al médico. Seguiremos informando.

Oier

2004-02-11, 01:00 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/15640

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.