El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Columpios (o culumpios, como dicen allí)

Columpios (o culumpios, como dicen allí)



Una de las actividades a las que he dedicado mi tiempo libre estas vacaciones, han sido los columpios. A pesar del chichón, o chinchón, del primer día, continué mis actividades al maás puro estilo Harry potter. Con cicatriz, vaya. Y como vale más una imagen que mil palabras, pues aquí van unas cuantas.

Disfrutando en un balancín

Arriba, pasándomelo bien en un balancín. Debajo en un columpio tradicional.

en un columpio de los de toda la vida

El primer balancín está en Laguardia. Éste es el de Elciego. Un poco más tosco, digo rústico.

El balancín de madera

Aquí en unos bonitos (no sé cómo se llaman) bichos con muelle, esculpidos en madera. Yo estoy sobre un caracol. Hacia el fondo son un conejo, una mariquita, y al fondo, un tronco largo con cabeza de dragón. Mu potito y herposo (© Martes y 13).

bichos de diseño con muelle

A continuación, dos toboganes. El primero en forma de tubo (que haría las delicias de ése personaje llamado Tubbo, gran fan mío, al que le gustan los idems de cartón con papel higiénico por encima, las mozas recias y los cubatas bien puestos, amén del vino de Rioja).

Tobogán Tubbo

Y el segundo más tradicional, aunque de ancho especial, para posaderas anchas.

Tobogán ancho xxl

Pues esto ha sido todo por hoy. A ver si se equivocan los metereólogos y hace mejor tiempo del que anuncian. Buen finde.

Oier

2004-04-16, 01:00 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/17649

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.