El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > La novia elfa

La novia elfa



Aprovechando que ya me salté la contraseña ayer, hoy voy a la carga. Veamos. Creo que esta es una de las pocas bitacoras que todavía no ha hablado sobre la boda. La real, se entiende.

Ella estaba demasiado delgada, poco acorde con el vestido de estilo elfo que lucía, que como todo el mundo (que ha visto el Señor de los Anillos) sabe, requiere de curvas más generosas. Y el príncipe, pues vaya. Es que no termino de entender, la manía esa que tienen los reyes, de vestirse de militar. Si ya no se lleva. Que la mili terminó hace tiempo.

Luego, otro punto negativo. Si estamos en un estado laico, ¿No es un tanto inconstitucional, que se celebre la boda por la iglesia? Y ya puestos, si Dios existe, con la que cayó sobre Madrid, ¿Es que no le gustaba el enlace?

Por no mencionar el hecho de que ella es una divorciada. Con lo poco que gusta eso en las iglesias. Vamos, que a los/las divorciados/as comunes, les niegan hasta la confesión.

Para terminar, menos mal que papuchi tiene dinero, que si no, con la edad que tiene y sin haber dado nunca un palo al agua, un muchacho de profesión sus labores, a ver cómo se paga semejante fiesta.

Lo voy a dejar, que se me están subiendo los colores de vergüenza ajena.

Nos leemos.

Oier

2004-05-25, 01:00 | 3 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/18905

Comentarios

1
De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2004-05-31 04:29

Sobre lo primero: España no es un estado laico sino aconfesional, esto es, que no tiene religión oficial pero que admite vínculos con las principales. Fruto de ello es el hecho de que los matrimonios católico, musulmán, evangélico y judío tengan efectos civiles.

Sobre lo segundo: Al parecer, la primera boda de la Leti fue por lo civil, y a eso se han agarrado los jerarcas eclesiásticos para hacerse un poco los suecos. Hubiera sido divertido verles sacar el balón del área chica si la dama y su primero hubieran matrimoniado según los cánones.



2
De: Oier Fecha: 2004-05-31 10:28

Gracias por las aclaraciones. Dos cosas.

Lo que quería decir, sea aconfesional, o laico, el estado no es católico, con lo que el jefe de estado o su sucesor, no debería hacer gala de sus creencias en público, y mucho menos en 'eventos' de estado.

Sobre lo del primer matrimonio de la principesa, aún conque fuese civil, me sigue pareciendo igual de hipócrita que la iglesia los case.

Si se casó por lo civil porque no era católica. ¿Cuándo se ha convertido? Segundo, si está divorciada, aunque sea por lo civil, sigue siendo una mala cristiana por no aguantar al marido hasta la muerte. ¿No?



3
De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2004-05-31 13:26

Sobre la una cosa, tienes toda la razón del mundo, pero es menester que todos los eventos de estado se aconfesionalicen. Eso sí, dado el carácter no laico del país, eso podría traer consigo, más que la eliminación de esas ceremonias de la vida pública, la inclusión de las de las otras confesiones. Un ejemplo muy curioso se da con la opinión que detemrinados partidos tienen al intentar retirar de la educación al catolicismo, pero apoyando otras religiones en nombre de la multiculturalidad.

Sobre la otra cosa, antes, en plena época del innombrable, el matrimonio civil sólo valía para los no católicos, los cuales habían de acreditar que no lo eran o siéndolo, manifestar su apostasía. Entonces y sólo entonces podrían zafarse del matrimonio canónico. Eso sí, en ningún caso existía el divorcio. Vaya usted a saber qué opinarán de los que en segundas nupcias van a la vicaría, pero a partir de la boda principesca, difícilmente podrán cerrar el paso a los que se repiensen lo de casarse hasta el final. Ah, y el matrimonio civil, afortunadamente, ya no contiene esas mandangas de "hasta la muerte nos separe". :)




Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.