El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > En la ikas

En la ikas



Pues ya he empezado. Hoy ha sido mi segundo día, y la verdad es que muy bien. Para empezar, ya conocía a una de las andereños, que es la izeko de mi prima Maien, aunque no tenía ni idea de que iba a ser mi andereño, ni nada. Se llama Virginia, y la otra andereño Amaia, esta es más mayor, pero son las dos igual de majas.

La gela (habitación, aula, sala en euskera), es super-chula, grande, estamos los dos grupos juntos, cada uno en un lado, y no nos molestamos, y llena de juguetes, cuentos, puzzles, pinturas, pizarras para pintar con las tizas, y, atentos, que esto sí que mola, instrumentos musicales. Un tambor, un xilofón, una trompeta... Yo para mí, que las andereños no saben la que les viene encima, pero mejor para nosotros.

A mi aita se le ha olvidado la cámara hoy, pero me ha dicho que mañana sacará unas fotos, si puede. Al menos de la puerta, que nos han hecho un dibujo con las caras de todos, y ha quedado muy bien. Ya hemos empezado a llevar cosas, como un vaso, una toalla, pañales y eso (léase ¡Y eessoooo!).*

Como cosa exótica, tenemos dos niñas chino-bilbaínas: Maren Xiang, y Elene Yun. Elene es de mi clase, pero es dos veces yo. Y no es que esté gorda, que va, es que debe ser la excepción a la regla esa de que todos los chinos son bajitos. Aunque claro, si miramos a su selección de baloncesto... En fin, que los compañeros parecen buena gente, aunque ayer ya me pelee con uno (que me saca una cabeza), porque me quería quitar una pintura, pero ése no sabe con quién se mete. Que yo hago ejercicio en casa. Y si no, debajo hay una foto de ayer en la cena. Y no, no estoy levitando, pero tampoco sentado.



Nos leemos,

Oier

2004-09-16, 01:00 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/21478

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.