El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Otitis

Otitis



Hay que fastidiarse. Mira que me llevan siempre entre mantas, con gorrito tapaorejas, y bien abrigada. Bueno, pues no sólo no me quito la moquera ni a la de tres, si no que va, y encime me producen una otitis, que duele que no veas.

Además, ataca cuando menos te lo esperas. Tú estás plácidamente dormida, y zas. Punzada de dolor que te pilla totalmente desprevenida, y por supuesto te despierta. Una gaita. Y es que no tienes ganas ni de comer, ni de hacer nada. Sólo dormir, para olvidarte un rato del dolor. A ver si con las gotas esas asquerosas que me tengo que tomar, se me va pasando.

Por cierto, que me dice el hermano que está hasta el gorro de que nuestro aita le ignore día sí, día también para que le publique sus historias. Que tiene mucho trabajo, dice. Ya verás la perra que coge cuando vea esto publicado ;-))

Saludos para todos.

Begotxu la otítica.

2005-01-11, 01:00 | 3 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/25284

Comentarios

1
De: Toxo Fecha: 2005-01-12 20:26

A cuidarse muxo Begotxu.



2
De: Marta Fecha: 2005-01-12 22:03

¿Pero estás segura de que las gotas son para tomar? ¿No habrá que echárselas en el oído? Bueno, cuídate, polit hori, que los mimitos de aita, ama y Oier están bien, pero está visto que aquí, si no se cuida una... ;o)



3
De: Begotxu Fecha: 2005-01-13 09:47

Pues sí, las gotas me las como. Creo que son de antibiótico o así, y mano de santo oye. Me encuentro ahora divinamente ;-))




Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.