El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Fin de semana marítimo

Fin de semana marítimo



Me encantan los fines de semana largos. Parece que cunden mucho más. Y si encima hace bueno como este, ni te cuento.

El Sábado nos fuímos a Donostia, a ver peces. Al aquarium. La verdad es que fue una pasada. Ver a los tiburones y las rayas pasar sobre tu cabeza, no pasa todos los días. Yo, como buen enamorado de esa joya del séptimo arte, llamada Buscando a Nemo, me entretuve buscando a sus personajes. Y estaban casi todos. Bruce, Papa, Crush, el Maestro Raya, Dori, las medusas... Una gozada. Una pena qe el acuario táctil estuviese en obras. Por lo menos, salí de allí con un par de souvenirs: Una camiseta con una tortuga bicéfala (Que me compraron porque me vomité la mía en el coche), y una medusa para añadir a mi colección de personajes de Nemo.

Luego comimos por allí cerca, en una terraza. Unas chirlas, que me encantan, unos txipis fritos (Chopitos), un poco de carne, y helado de limón. La pena fue que después íbamos a ir a la playa, y luego a Zarauz a ver a unos amigos, pero se echó la niebla, y tuvimos que salir corriendo.

Para rematar la parte marítima, el Domingo, que salió chuchurrío, nos fuímos toda la familia a ver la exposición del Titanic, que hay en el museo marítimo de Bilbao. Por cierto, muy cerca de la casa de Jaio. Una chulada. Para empezar, cuando entras, te hacen una foto subiendo al barco (sí, cuesta 3¤, pero es muy chula). También te dan una audio-guía, que te va contando, en plan documental, toda la exposición. Muy recomendable. Lo único que me decepcionó fue la escalinata, que pensaba que iba a estar hecha en madera y así, y no es más que un dibujo. Pero eso no quita para que la recomiende a todo aquel que se pase por Bilbao.

Por supuesto que también he aprovechado para tomar un algo al aire libre, dar de comer a los patos del parque, o tomarme unas olivas en el último piso de Zubiarte, mientras daban de comer a Begotxu.

De vicio, vaya. Igualito que los que tuvieron que chuparse los 30 Km de caravana de ayer, entre Laredo y Bilbao. ¿Resultaría muy caro hacer un tercer carril a la autovía esa? Pues no entiendo las risotadas. Es lo que tiene la candidez de mi tierna juventud.

Buen Lunes-Martes.

Oier

2005-05-03, 09:20 | 2 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/29371

Comentarios

1
De: Marta Fecha: 2005-05-03 23:38

Hombre, no será para risotadas, pero yo creo que un tercer carril sólo serviría para que hubiera un 50% más de coches atascados. Somos así de burros, pero bueno, te irás dando cuenta con los años ;o)



2
De: JoiaJaioJ Fecha: 2005-05-06 03:01

Oier, cuida mi casita mientras yo me encuentro allende los mares. ?Vale?

En este lugar tienen los teclados sin enhies ni tildes, fijate.




Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.