El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > ...Y el domingó descansó

...Y el domingó descansó



O al menos eso dicen que hizo un señor, y viendo que ello era bueno, los demás hombres lo imitaron. Y uno que es muy respetuoso con las tradiciones (como las 5 ó 6 comidas al día, o el baño diario), pues tiene la costumbre de no trabajar en fines de semana, y fiestas de guardar.

Pero, la fama cuesta, y los fans apremian, como sé que sois much@s, l@s que os conectais los fines de semana, y a petición particular de Amaia (a la que en vío un beso), hoy me teneis aquí.

Así que antes de salir de paseo (con un frío pelón, y lluvia, por cierto), escribo estas líneas para solaz y entretenimiento de vosotros l@s fans.

De mientras, mi amatxu se acaba de currar una mousse de chocolate, que tiene una pinta estupenda, y que yo tomaré, como siempre, disuelta en leche ;-)

Hoy la família nos hemos levantado trabajadora, porque mi aita ha añadido fotos mías (dedicadas a vosotros, ¡Oh, queridísimos fans!), a la web, que os firmaré gustoso en cuanto aprenda a firmar, que será, con toda probabilidad, después de aprender a leer y a escribir.

Bueno, me reclaman para el segundo desayuno (como los hobbits), que suelo tomar cuando madrugo, como hoy para estar con vosotr@s.

Muchos besos y abrazos para tod@s, y prometo una próxima gira para que disfruteis de mí en vivo ;-)

Oier

PD Que conste que hoy he madrugado para acudir puntual a mi cita, y por algun motivo, no he podido conectar :-(

2002-12-08, 22:18 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/4085

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.