El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Cars

Cars



Sí, por una vez, me voy a adelantar a Crisei, en una reseña cinematográfica. He visto Cars. Y voy a compartir mis impresiones con todos ustedes.

Primero, debo reconocer que no me han invitado a ninguna premiere, ni la he visto en pantalla grande, ni siquiera con el doblaje español. Sí, han acertado. He visto la versión piratosa con doblaje sudamericano. Aunque en mi descargo, debo decir, que me la compraré cuando salga en DVD.

A lo que iba, la peli. Una gozadita. Es más Disney que las anteriores de Pixar. No hay muertes, ni peligros aterradores, como los peces malos de Nemo, o el malísimo de Los Increíbles. Todo lo más, unas abolladuras, o un reventón de ruedas. Un guión basado en unos personajes, cargados de detalles, y un buen ritmo narrativo (vaya, parezco Mr Pawley), que hacen que se pasen volando las casi dos horas de metraje.

La historia, cargada de moralina y valores, marca de la casa (de la casa Disney, por supuesto), trata de la superación personal de Rayo McQueen (supongo que en honor de cierto actor, apasionado de los coches), que victima de un accidente, va a parar a un pueblo perdido, en mitad de los States. Allí, no le sirve de nada su condición de estrella de las carreras, y tiene que currárselo, para poder salir del pueblo, y llegar a la gran final de la Copa Pistón. En ése pueblo, conoce a una serie de personajes, coche chica incluída, de entre los que destacan un viejo Hudson (con la voz de Paul Newman, en otro homenaje), la grua, y los simpáticos dueños italianos del garage del pueblo: Fido, una fenway (¿Se escribe así?) y un Seiscientos.

No, no voy a contar el final. No soy tan malo. Pero sí que os recomiendo que la veais. Seguro que os gusta. Hubiese quedado curiosa una versión española con Rayo Alonso ;-)

A seguir bien.

Oier

2006-07-05, 09:34 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/41353

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.