El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Timofónica

Timofónica



Aviso a posibles incautos que aún confíen en que no se la vayan a meter doblada.

Basado en hechos reales.

Llamada telefónica, preguntando por el titular de la línea. Éste se pone. Resulta ser un comercial de telefónica, con acento sudamericano, que recuerda al típico telepredicador/vendedor de maravillas. Telefónicamente, digo, hace la siguiente oferta:

ADSL a 3MB+llamadas nacionales+20min al mes a cualquier móvil+router inalábrico+coste de la línea+instalación=35¤ al mes.

El titular de la línea, desconfiado por naturaleza, pregunta si realmente los 35¤ incluyen todo eso, y el telepredicador, asegura que sí, señor.

El titular de la línea, desconfiado por naturaleza, le pregunta si la oferta se le puede hacer llegar por escrito, a lo que el telepredicador responde que no, pero que si estoy interesado, le hará llegar el contrato, que por supuesto, no será vinculante hasta que se firme. Y que le mandará el contrato sólo para la línea y el ADSL, ya que de interesarle la oferta televisiva (con tv eran 47¤), podía contratarla a través del 1004.

Hasta aquí todo bien. Llaman los de los portes, y a pesar de haber gente en casa, dejan el contrato en el buzón (Para qué preguntarán cuándo vamos a estar en casa, ¿No?).

Llega el titular de la línea, desconfiado por naturaleza, abre el sobre, y le comienza a hervir la sangre…

El contenido del sobre no es ningún contrato, sino el permiso para que telefónica pueda migrar la línea desde nuestro operador. Ni mención al precio a pagar, ni ADSL, ni porras.

Llamada al 1004, atención al cliente de Telefónica.

Básicamente, el titular de la línea, desconfiado por naturaleza, y más en ese momento, le comenta a la operadora lo que habló por teléfono, y lo que le han mandado a casa. La señorita (en el fondo dan un poco de pena, porque tendrán que aguantar cada una…), indica que no hay nunca contratos (la mandíbula contra el suelo), la conversación sigue así:

–¿Y cómo reclamo yo, si deciden aplicar otra tarifa?
–Porque nosotros sabemos cuándo ha contratado nuestro servicio, y qué oferta había en ese momento.
–Ya, pero yo, ni un juez, en el hipotético caso en que tenga que reclamar algo, podemos tener constancia de esa oferta, que puede ser cambiada a posteriori por ustedes, dejándome a mí, como se suele decir, con el culo al aire.
–Bueno, pero eso está registrado
–¿Dónde? ¿Se ha grabado la conversación?
–No, pero nos consta aquí. Mire, le puedo decir lo que le han ofertado –Venga, chata, inténtalo. –ADSL 3MB+llamadas nacionales, sin costo alguno hasta Septiembre…
–A mí nadie me ha dicho que no vaya a pagar hasta septiembre, y se olvida del router inalámbrico, y de los 20 minutos de móvil.
–Bueno, eso se lo regalaría el comercial…
–Ya, pero como no hay contrato en ningún sitio, luego me lo cobran, y ya sabemos como se las gasta el maestro armero, ¿Verdad? –Salta irónico, el desconfiado titular de la línea.
–A ver, pero no hay problema, usted llama a este número, y se lo descontamos en la siguiente factura…
–Ya, ¿Y cómo me fío?
–No hay problema, ya le digo…

Ya lo dice, ya… Aún con todo, la oferta es buena, pero por si acaso, el desconfiado, desconfiadísimo, titular de la línea, quiere cerciorarse.

–Bueno, está bien, entonces la oferta sigue en pie, 35¤..
–34,95
–Por cinco céntimos no me voy a pelear, 34,95 entonces, por el ADSL con el router inalámbrico…
–No, el router es aparte. Usted se lo compra a telefónica, por esos 34,95 euros…
–¿Entonces el ADSL, a partir de septiembre, son 35 ¤?
–No, son 40
–¿Con la línea incluída?
–No, señor. La línea es aparte, son unos 20 euros al mes…
–Joder, cómo ha cambiado la oferta. No me extraña que no la manden por escrito. Pues, se imaginará que en estas condiciones, no me interesa el cambio de línea ¿No?
–Entonces tiene que mandar su renuncia al cambio al fax que se le indica en el contrato…
–A ver, si yo no lo firmo, ustedes no pueden cambiar nada. Además lo que han mandado es tan escueto, que no pone nada más que los datos para darme de baja con mi operador y de alta con ustedes…
–Ya, si ya sé, que está usted enfadado –Noo, que va. Ya lo hago yo.
–No si es que además, aquí no hay ningún fax, o sea…
–Tranquilo, que ya le digo que lo hago yo.
–Haga, haga. Y no me molesten más, por favor, que mi tiempo es muy valioso.

Resumiendo, que el precio de “la oferta” es en realidad casi el doble, y el router lo pagas aparte… Eso sí, te regalan el antivirus Karspersky...

Y se creerán los reyes del mambo, ¡Hay que joderse!

Buen finde, por cierto.

2007-06-29, 11:13 | 1 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/50571

Comentarios

1
De: ruben Fecha: 2009-10-01 20:28

hola,a mi me a pasado algo muy parecido con timofonica , me dijeron una cosa al contratalo telefonicamente y ahora me cobran casi el doble,nisiquiera me han enviado una copia para firmar el contrato , si me doy de baja me quieren penalizar y no llebo ni un mes con ellos ,encima internet no va bien, que estafadores, no se que hacer, alguna idea, gracias.




Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.