El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Kobetas chronicles

Kobetas chronicles



Con un poco de retraso, es lo que tiene no estar en casa, pero aquí está la crónica de las aventuras de mis aitas en Kobetas.

Primero decir, que estuvieron todos los días en la valla. Sí, en primera fila. Un poco de chiripa, pero ahí estuvieron, como jabatos (a su edad).

El día de Police, porque llegaron pronto, estuvieron viendo un rato a los Dandy Warhols (mal sonido, pero no estuvo mal), y parece que a la gente (no demasiada) que andaba por ahí, le apeteció irse a ver a los Charlatans, y como estaba la valla libre… Pues ahí que se quedaron. Y menos mal, porque se llenó aquello (según dicen más de 35.000 personas). Los Police, en su línea. Hit tras hit, la gente en plan karaoke y poco más. Ni montaje espectacular como anunciaban, ni saltitos de Sting (Andy Summers bastante tiene con sujetar la guitarra), y para colmo, el sonido no era nada del otro mundo, pero son Police, y con eso está todo dicho. La gente se fue contenta.

El día de Jenny Kravitz y R.E.M., pues un poco lo mismo. Estuvieron viendo a The Sunday Drivers, muy buenos, aunque en casa no los conocíamos, y luego la gente, por motivos desconocidos, se fue, dejando importantes huecos, hábilmente rellenados por mis avispados padres. En terminando “Los Domingueros”, empezó a llover. No demasiado, al principio, y respetó, en plan sirimiri cabrón, el conciertazo de Lenny, que se salió (posiblemente lo mejor del festival), literalmente, ya que se bajó del escenario a estrechar manos, hasta que alguno, casi le estrecha el cuello con el pañuelo que llevaba. Y ya completamente empapados, puesto que empezó a caer más fuerte todavía, empezó R.E.M., que se centraron en demasía en su nuevo album, y según mis padres, no consiguieron calentar al aterido público.

Impresionante, todo hay que decirlo, cómo adecentaron el recinto, con arena y paja, para el día siguiente, después del barrizal que quedó arriba el Sábado a la noche.

Y ya el Domingo, para rematar, mis padres “madrugaron” y ya estaban arriba a las 5.30. Para su desgracia, los Blues Brothers se retrasaron más de una hora (y como la gente andaba despistada, ahí que pillaron valla, otra vez), aunque se les perdonó en cuanto subieron al escenario. Luego salieron los Riders of the Storm (Dos abueletes, acompañados de unos alegres muchachos, que se dedican a tocar los temas de los Doors. Estuvieron un tanto soporíferos, y se dejaron en el tintero algún tema mítico, como el que da nombre al grupo, pero por lo menos, el cantante también bajó del escenario y cantó con el público, lo cual siempre se agradece.

Después, otro rato largo de espera, y salieron los ZZ Top. Si veis algún poster suyo de los setenta, pues igualitos. Look motero, barbas y un ritmo heavy metal, que ya quisieran muchos heavies, con sólo una guitarra, bajo y batería. Impresionantes solos a una mano, y para terminar, La Grange. Si no hubiese sido por las dos horas de retraso acumuladas y la gente pensando en Tequila y que muchos tenían que trabajar al día siguiente, hubiese estado impecable.

Tras más retraso, provocado por el desmontaje de la batería de los ZZ en el escenario (no entendió nadie que no la llevaran al backstage), salieron Tequila, y empezó la fiesta. Fantásticos. Si podéis, id a verlos. Vais a pasar un buen rato. Un single tras otro, todos coreando y bailando las canciones, y lástima que se acabó. A todo esto, las dos de la mañana. Menos mal que bastante gente, se quedó todavía a ver a Madness, y no hubo esperas en los autobuses.

Resumiendo, todo estupendo, a pesar de la lluvia y el frío. Y deseando que llegue el siguiente Bilbao live, que ya parece que ha alcanzado la categoría de fijo, y se seguirá celebrando en Kobetas. Mi apuesta para el año que viene: AC/DC. A ver si acierto ;-)

2008-07-09, 11:12 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/58454

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.