El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Ayer conocí el dolor

Ayer conocí el dolor



Pues sí, dentro de mi afán por la investigación, ayer le tocó el turno al dolor. Y es que uno es muy profesional, porque cualquier otro "inbestigador", se lo hubiese saltado.

Es que ayer tuve un dolor de oídos bastante gordo, pero que afortunada mente me duró poco. Hacia el final de mi jornada laboral, esto es después de la siesta, me empecé a sentir mal. Como con mucho calor (que después me enteré de que era fiebre), y con un oído zumbando de lo lindo. Así que ayer me enteré de lo que es el dolor (aparte de lo del chinchón), y de paso, lo que era la fiebre.

Pero, como decía antes, me duró sólo hasta que merendé, como una hora después de la guarde, y después de ir al médico, que me ha recetado un jarabe que sabe a rayos. Bueno, no está tan malo, pero me da la excusa perfecta para divertirme un poco a costa de mis padres. Cierro la boca y no la abro, les escupo el jarabe, muevo la cabeza como la niña del exorcista y cosas así, y ellos ahí, con sonrisa paciente, a ver cuando abro la boca para intentar engañarme… ¡Ilusos!

Mañana, después de tanto tiempo, por fín es mi bautizo. Ya me he enterado que los padrinos no pintan nada, que me llevan mis aitas, y que hay que llevar una vela. Que es una cosa con una luz muy bonita en la punta, que intentaré coger en algún descuido. Ya os contaré qué tal.

A disfrutar del finde, que parece que va a hacer bueno. Agur

Oier

2003-06-13, 19:37 | 4 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/8920

Comentarios

1
De: SegFault Fecha: 2003-06-13 19:55

El padrino y la madrina se supone que son personas que podrán ocuparse del niño en caso de necesidad. En mi caso mi madrina no es familiar, cosa que veo que tiene sentido, mi familia ya se ocuparía de mi por los lazos familiares en caso de que lo necesitase.

Por cierto, intenta no llorar mucha, que el hombre que te eche el agua puede sentirse molesto, e intenta guardar algún recuerdo de estos primeros momentos de tu vida. Quizás tus padres puedan guardar tus primeros patucos (que podrás laminar en oro o plata para que te duren el resto de tu vida) y así podrás usarlos para recordar tus primeros pasos, e incluso animarte a avanzar cuando más adelante dudes o te enfrentes a algún problema, piensa que seguro que no será más duro que los primeros pasos y caidas ¿verdad?.



2
De: Jon Fecha: 2003-06-13 20:16

Zorionak!!



3
De: Akin Fecha: 2003-06-13 22:21

Rebélate hombre, que nadie que vista un camisón en su trabajo tiene derecho a darte una ducha gratis...



4
De: Julius Fecha: 2003-06-13 23:33

Así que te van a buatizar, ¿eh? Pues nada, tú diles a tus aitas que o te bautizan con agua del Jordán o nada, a ver qué va a ser esto, ¡pardiez!
Ya que hay que bautizarse, habrá que hacerlo en condiciones, ¿no?




Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.