El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Un fin de semana al aire libre

Un fin de semana al aire libre



Pues así me lo he pasado yo. Casi todo el rato fuera de casa. Menos las horas de más calor, claro, que con cuarenta y tantos grados, no nos está permitido a los bebés el salir de casa, ni a nuestros animales de tiro, más conocidos entre nosotros como padres.

Mucho calor. Más que nunca. Menos mal que en el pueblo hay piscinas, y lo que es más importante, sombra. Porque ya en el viaje, y eso que dura una hora, tuvimos que parar a refrescarnos, y a mí que no me gusta el agua, así a palo seco, hasta me bebí medio biberón.

Pero bueno, llegamos bien, que es lo que importa, y la casa estaba fresca. Ahora bien, no salimos hasta que refrescó, por decir algo, un poco. Y así todos los días. A la mañana a la piscina, bajo una sombra en condiciones, y con un par de bañitos. Al principio no me gustó mucho el tema, por eso de que el agua estaba fría, a ver, uno es un señorito y está acostumbrado al agua calentita, pero ya el segundo día disfruté más (Ya vereis las fotos).

A la tarde siesta, luego un rato de juegos en una manta improvisada, con almohadas como barreras, que yo me las saltaba al estilo croqueta (rodando, vaya), y así aparecía debajo de una silla, de un sofá, o al lado de la puerta. Muy divertido para mí, pero mis aitas estaban de los nervios, porque suponen demasiado. Suponen que no sé moverme, suponen que soy bueno, que soy tranquilo… Y no tienen ni idea de mis verdaderas intenciones ;-))

Casi a las 8, lo cual es bastante tarde para mí, pero como comía más tarde y me despertaba más tarde de la siesta, pues no lo noté mucho, casi a las 8 decía, salíamos a pasear un poco, tampoco mucho, que aún con todo hacía mucho calor. Mis burros paraban en eN un abrevadero, se tomaban algo, y a casa a cenar. Como veis nada especial, pero como me ponían ajugar en la terraza antes de ir a la piscina, luego en la "pis", como la llaman, también jugando a mi bola, y al final me cansaba mucho, así que he dormido mucho estos días también.

En fín que me lo he pasado muy bien. Y espero repetir pronto.

Adios

Oier

2003-06-23, 19:31 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/9180

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.