El Diario de Oier

Vivencias, hazañas e impresiones de un niño. Desde la cuna hasta que me canse.
Añade este blog a tus favoritos - tus feeds

El diario de Oier

Inicio > Historias > Gateando por Zarauz

Gateando por Zarauz



Este finde he estado en Zarauz, y me lo he pasado superbien. Os cuento.

Primero estuvimos en la playa. Mis aitas fueron cargados como burros con la sombrilla, las toallas, mis juguetes, pañales por si acaso, toallitas, algún aspito… Vamos, lo imprescindible. La playa de Zarauz es muy grande, menos cuando sube la marea, que se queda solamente en muy larga ;-) Según llegas a la playa, lo primero que ves es el malecón, que es un paseo a lo largo de la playa con un montón de cafeterías, restaurantes y terrazas. Después del malecón, ponen una hilera de casetillas, que ellos llaman toldos, que, curiosamente, pintan de la Real, a rayas azules y blancas. Después ponen la arena, y el mar para completar la playa.

Bueno. En la playa se estaba muy bien, pero como hacía calor, me fuí a pegar un baño, y así conocí al chapapote, que aquí llamamos galipot. No había casi, sólo eran unas pocas canicas negras (Vaya, me parezco al Rajoy con la plastilina =8-O ). El caso es que el agua estaba muy buena, y las olas de mi tamaño, o sea, pequeñas. Fenómeno.

Luego en la toalla, yo me aburría, y como mi aita estaba leyendo una revista, que parecía interesante, me puse a gatear (hacia delante por primera vez), para quitarsela y estrujarla un rato, que es algo que me divierte mucho (cada uno tiene sus Hobbies ¿no?).

Como tercer evento del día, conocí a June, una morena de cinco meses, muy maja, que es hija de unos amigos de mis aitas. Comimos en el malecón, y después perdí la consciencia, hasta el viaje de vuelta. Agotado estaba, oye. Tanto calor cansa.

Ayer, con mis recién adquiridas habilidades, me dí una vuelta de reconocimiento por mi casa, cogiendo los periódicos viejos e intentando abrir cajones y armarios, pero los muy …. No se dejaban :-(

En fín, que esto de la movilidad, me parece muy interesante, pero muy cansado. Menos mal que también sé sentarme solo, que si no…

Oier

2003-07-14, 19:24 | 0 comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://oier.blogalia.com//trackbacks/9806

Comentarios


Creative Commons License
Esta obra está publicada bajo una licencia Creative Commons.